Los contratos de seguros con financieras y el caos al momento de reclamos


La práctica de tomar un préstamo para comprar un vehículo cada vez se hace más fácil. No es necesario que el solicitante presente en los burós de crédito existentes  un buen comportamiento crediticio, sino que solo con mostrar el interés en adquirir un vehículo se le otorga el préstamo.

En la actualidad existen varias entidades financieras que están otorgando préstamos sin tomar en cuenta cómo sus clientes van a cumplir sus compromisos a futuro. Esto está creando una situación difícil para los tomadores de dichos préstamos ya que los mismos aportan un inicial muy bajo para la adquisición del vehículo, y la parte que el banco presta en la mayoría de las ocasiones son impagables.

Sin embargo el problema mayor no es lo antes dicho, sino que lo que está generando una situación engorrosa, y hasta se podría ver como engaño, es la falta de información al momento de contratar las coberturas de seguros para quienes compran un vehículo financiado. Lo primero es que muy pocas personas, por no decir ninguna, saben qué cobertura contrata ya que el negocio del seguro lo hace la entidad financiera y la compañía aseguradora.

Otra problemática es, que hay entidades financieras que le cambian el seguro del vehículo a los adquirientes  de los préstamos sin que estos se enteren y los mismos transitan con un marbete de una aseguradora diferente a la que realmente soporta la cobertura.

Hay contratos de seguros donde las coberturas son normales y al momento de una reclamación, producto de un accidente de tránsito,  el asegurado no tiene trauma al momento de solicitar a la aseguradora que le pague dicho reclamo.  Pero hay un caos general porque en algunos contratos se estipula un deducible de un 5 hasta un 30 % al momento de una reclamación y lo peor de todo esto es que las personas no lo saben hasta que no presentan la reclamación y se encuentran con esta noticia.

En virtud de lo narrado, exhortamos a la Superintendencia de Seguros y a la Superintendencia de Banco de la República Dominicana investigar estos casos y a aplicar las sanciones de lugar, ya que quienes se ven afectados por estos errores son los más necesitados.  ¡Hasta una próxima!

Autor Felix Correa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s